Serie TV | The IT Crowd

5/6/16

Vivimos la edad de oro de la televisión. Las series americanas están en pleno auge desde que Perdidos prendiese la mecha. Pero no solo podemos descubrir obras de arte al otro lado del charco o retomar el visionado de esas que en su día dejamos a medias. 


The IT Crowd | Comedia | Reino Unido
Años 2006-2013 | 5 temporadas
Creada por Graham Linehan
Protagonizada por Richard Ayoade, Chris O'Dowd, Katherine Parkinson, Matt Berry, Chris Morris, Adam Buxton & Noel Fieldin.

Aclamada sitcom inglesa protagonizada por los componentes del departamento de informática de una peculiar empresa: dos geeks más la chica encargada de recursos humanos, que no tiene ni idea de ordenadores.






Más información en Filmaffinity





El Reino Unido también exporta series de calidad y de cualquier género. The IT Crowd es un ejemplo en lo que se refiere a comedia o la archiconocida ‘sit-com’. Veinte minutos de capítulo cargado de risas donde asistimos a las divertidas andanzas de un grupo de personas en su lugar de trabajo.

Titulada en España por el nombre de Los Informáticos, es importante verla en versión original. En realidad cualquier serie o película merece la pena pero ésta es necesaria dado su humor británico y su habitual juego de palabras. No olvidemos que son continuas las referencias a la cultura popular. 

Cómo definirla… Es surrealista, inteligente y absurda al mismo tiempo. Muchos hablan de ella como la versión inglesa de The Big Bang Theory. En todo caso y siendo honestos, The Big Bang Theory debería ser la versión americana de The IT Crowd ya que es posterior. Las teorías están ahí pero la encontré radicalmente distinta aunque la pareja protagonista nos pueda parecer a simple vista un clon de Sheldon y Leonard.

Nuestros protagonistas son Moss y Roy, un par de técnicos informáticos a los que han defenestrado al sótano de la empresa. Raros, inadaptados sociales y grandes conocedores del mundo tecnológico (uno más que el otro).

Roy intenta con poco éxito alejarse del término “nerd” pero es que el hombre por mucho que lo intente nada le sale bien. Quizá por eso sea tan vago o es que no recuerda la teoría aprendida en sus años de estudiante... Mete la pata continuamente con las mujeres y en ocasiones su actitud desespera. No da un palo al agua en el trabajo, ya que se dedica a comer y leer comics. Cuando lo hace, contesta con un divertido ¿Ha probado a apagarlo y encenderlo de nuevo? Es el “pupas”, porque debe atraerle la sangre. Una curiosidad es que su acento irlandés me obligó a leer continuamente los subtítulos porque no le entendía.

Moss por el contrario, es el adorable e inteligente compañero al que no le interesan demasiado las citas. El alma de esta serie. Vive con su madre y el parecido con Sheldon Cooper está ahí. Todo hace indicar que también padece Síndrome de Asperger. Creo que no es un problema de copias entre ambos personajes (o eso quiero pensar) sino que la gente, en este caso los creadores y guionistas, equivocan la enfermedad con el hecho de ser un genio. Vive situaciones disparatadas, toma decisiones irracionales y aunque cueste creerlo, Sheldon es insufrible el 90% del tiempo, mientras que Moss es una persona agradable al que sabiendo tratar es realmente divertido. No olvidemos que tiene un serio problema con el fuego y que es capaz de memorizar y canturrear un larguísimo número de teléfono.

La tercera en discordia es Jen, la nueva jefa del departamento, que tiene más bien poca idea de ordenadores pero que ha conseguido el puesto. Vive obsesionada con los zapatos, menudo capítulo cuando se le antojaron unos que no eran su número y pese a estarles pequeños los calzó con dignidad. Al igual que Roy, el trabajo no es su prioridad y tiene tendencia a mentir. Su relación con los informáticos al principio es tensa pero según avanza la serie demuestra tener una gran química con ambos.

Denholm y Douglas, padre e hijo, son los directores de la empresa. Desempeñan el mismo puesto, uno después del otro y ambos demuestran no saber cómo manejarse. Ignoran completamente a sus dos informáticos que de tantos apuros les sacan.

Por último, Richmond, el personaje más original y estrambótico. Es un chico gótico fan del grupo Cradle of Filth que trabaja solo (y parece hacer vida 24 horas durante 7 días a la semana) en la sala de servidores. Cada una de sus escenas bien merecen carcajadas y momentos épicos para recordar, como el famoso capítulo de la puerta roja donde se da a conocer.

Serie 100% recomendada para cualquiera al que le apetezca reírse, olvidarse del mundo y disfrutar sin pensar en nada. Si os apetece hacer oído con los distintos acentos es una buena serie para ponerse con el inglés. Por último, si después del primer capítulo no sabéis muy bien qué pensar, poneros otro porque veréis que mejora y os adaptaréis a las situaciones y su humor.

LO MEJOR: Moss, un personaje capaz de adaptarse a mil situaciones sin perder un ápice de esa personalidad tan característica.
LO PEOR: la corta duración. Ya sabéis que los ingleses no son partidarios de mantener sus series durante muchos años.



NOTA: 9/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario