Serie TV | Damages (Daños y Perjuicios)

7/7/16

Hace unos años las series no eran tan famosas y el reparto no contaba con estrellas de Hollywood consagradas, pero no es del todo cierto. Daños y Perjuicios o Damages, como prefiráis llamarla, es la prueba. Glenn Close y Rose Byrne están al frente de esta serie con dos de los personajes más potentes de toda la televisión.


Damages | Drama judicial | Estados Unidos
Años 2007-2012 | 5 temporadas
Creada por Glenn Kessler, Todd A. Kessler & Daniel Zelman
Protagonizada por Glenn Close, Rose Byrne, Tate Donovan, Ted Danson, Zachary Booth, Anastasia Griffith, Timothy Olyphant, Michael Nouri, Zeljko Ivanek, etc.

De carácter judicial y ambientada en Nueva York. Patty Hewes (Glenn Close) es una famosa e implacable abogada, experta en litigios contra dirigentes de grandes compañías. Ellen Parsons (Rose Byrne) es su joven y brillante protegida. En un importante juicio se enfrentan a Arthur Frobisher (Ted Danson), uno de los más ricos y poderosos empresarios del país. Mientras Patty libra una dura batalla contra Frobisher y su abogado, Ellen se dedica a aprender los entresijos de la profesión.



Más información en Filmaffinity





Damages lo tiene todo. Buenos actores, una trama brillante y no cae en clichés ni se alarga innecesariamente. También tiene un final digno de una gran serie. Lo único que me pregunto es por qué he tardado tanto en disfrutar de estos alicientes. Animo a todos a echarle un vistazo. Si tenéis YOMVI podéis encontrar las cinco temporadas con doblaje español, versión original y subtítulos tanto en español como inglés. 

Últimamente demandamos en la televisión personajes femeninos fuertes, que tengan peso en las decisiones ya que en muchos casos nos encontramos a mujeres florero o estereotipadas al máximo que se pasean por los capítulos sin pena ni gloria. Pedimos un personaje que diga "no" cuando algo no le gusta, que tome sus propias decisiones sin ayuda de un hombre. En fin, ya conocéis el tema... que en su justa medida se puede entender pero a largo plazo aborrece.

De todos modos, Damages rompe con lo anterior. Ellas, las mujeres, mandan. Ellas llevan los pantalones y pocos son capaces de atreverse a impedirlo. Pero no es una serie creada solo por y para mujeres. Es una serie hecha para disfrutar pausadamente en el sofá y comerse la cabeza porque lo que se nos muestra en pantalla es un ir y venir de sucesos en tiempo presente y futuro. No podemos apartar la vista en ningún capítulo, cada conversación es de vital importancia, los personajes sean temporales o protagonistas tienen un motivo para estar ahí. Porque nada de lo que vemos está puesto al azar o para rellenar.

Definiría a Damages como una locura de serie por su planteamiento. Desde el primer capítulo nos spoilean sin ningún tipo de problema. Vemos el final de la primera temporada a los cinco-diez minutos de darle al play. A simple vista parece una locura pero no lo es porque no sabemos cómo han acabado las cosas así, ni qué ha sucedido por el camino. Capítulo a capítulo nos muestran pinceladas y la trama coge forma pero por muchas especulaciones que hagamos hay mil giros de guión siempre bien implementados, no olvidemos que es una serie judicial. Cabe decir que cada temporada se centra en un caso.

Comenzamos conociendo a Patty Hewes: madre, esposa pero sobre todo abogada y de las implacables. Su bufete, Hewes y Asociados, tiene Nueva York a sus pies. No hay un caso que se les escape y su personalidad es mejor descubrirla a lo largo de los capítulos para no spoilear. Patty es el alma de esta serie donde puede que empaticemos más o menos con el personaje pero seguramente la amaréis porque se la coge un gran cariño. Interpretada por Glenn Close, creo que sobran las palabras. El papel le viene como anillo al dedo. Es más, no creo que hubiese ninguna actriz como ella capaz de dar forma al personaje y ese trabajo le ha valido numerosos premios y nominaciones. Suyos son cientos de momentos inolvidables en Damages donde ha llevado al límite a Patty. Sería una digna competidora al lado de monstruos como Heisenberg de Breaking Bad o Tony Soprano de Los Soprano.

A su lado está Ellen Parsons, una joven abogada que se embarca en el mundo laboral de la mano de Patty. Trabajar en el mejor bufete de la ciudad es la gran oportunidad de su vida, va a marcarla de principio a fin. Ellen es la gran evolución en la trama desarrollada a lo largo de cinco temporadas entre las dos protagonistas. Es la dulzura personificada, aporta frescura y rejuvenece al resto de colegas de profesión curtidos en mil batallas judiciales. Ellen es el contrapunto a su mentora. Al mismo tiempo se complementan y se necesitan la una a la otra. Rose Byrne es la encargada de plantar cara a Glenn Close y lo hace. Una gran actriz infravalorada y a la altura de muchos veteranos, versátil como pocas.

El gran número de actores secundarios que nada tienen que envidiar a nuestras protagonistas es otro arma de Damages. A ellos, podemos sumar las estrellas que se pasean en alguna temporada: Ted Danson, Martin Short, John Goodman, Timothy Olyphant, Ryan Phillippe...
 
¿Por qué ver esta serie? La relación de amor-odio entre Patty y Ellen es más intensa que la de muchas parejas. Si le sumamos que la trama es brillante y en muchos casos actual, tenemos una bomba televisiva. Casi hace una década de su estreno y a día de hoy sería capaz de plantarle cara a muchas otras grandes series. 

LO MEJOR: redescubrir a Glenn Close y conocer a una gran Rose Byrne.
LO PEOR: desenfrenada pero a la vez lenta, hay que tomárselo con calma y disfrutar.

NOTA: 8/10

2 comentarios:

  1. Hola!!
    Pues esta serie no la conocía pero me gusta el girl power. Me la apunto para más adelante porque llevo una temporada que no me apetece nada de nada ver series ni películas ni nada :(
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola ^^
      Es una serie muy bestia y tiene mucho girl power la verdad.
      Gracias por pasarte y a disfrutar de las vacaciones!

      Eliminar