Libro | Deidad, de Jennifer L. Armentrout

21 diciembre, 2016

¡Hola a todos! Quedan pocos días para que empiecen oficialmente las fiestas, las reuniones familiares, las comilonas y aunque las Navidades cada año se me hacen más pesadas, alguna entrada subiré contando un poco mi opinión del tema. Hoy me toca hablar del tercer libro de la saga Covenant y aunque parezca mentira, cada libro que cojo según avanzo me gusta más y más. Veremos qué tal acaba pero en mi cabeza tengo muy claro qué clase de final deseo y si no ocurre, me sentiré un poco defraudada. Antes de daros mi opinión os dejo la pequeña ficha. Ya sabéis que la sinopsis está plagada de spoilers de los anteriores libros así que cuidado.

Deidad | Jennifer L. Armentrout
Fantasía. Young Adult
Año 2013 | 412 páginas
Ediciones Kiwi
Serie: Covenant [#3]

Alexandria no esta muy segura de si llegará a su dieciocho cumpleaños, a su Despertar. Una orden de fanáticos ya olvidada quiere matarla y, si el consejo descubre lo que realmente ocurrió en las Catskills, todo habrá terminado para ella… y también para Aiden.
Por si eso no fuera suficiente, a medida que Seth y Álex pasan tiempo «entrenando» —que realmente es el eufemismo con el que Seth define estar muy cerca y mucho contacto cuerpo a cuerpo— otra marca del Apollyon aparece en su cuerpo, dejándola, antes de lo esperado, más cerca de Despertar.
A medida que su cumpleaños se acerca, todo su mundo se resquebraja ante una sorprendente revelación, dejándola atrapada entre el amor y el destino. Uno hará todo lo posible para protegerla. El otro ha estado mintiéndole desde el principio.
Ahora que los dioses se han dejado ver, desatando su ira, muchas vidas cambiarán de forma irrevocable… o serán destruidas. Aquellos que sigan en pie podrán descubrir si el amor es realmente más fuerte que el destino…

Más información en Goodreads






Deidad es una locura de libro pero como ya viene siendo habitual, comienzo por el principio antes de entrar en materia. Su exterior. La portada sigue en la línea de las anteriores, esta con un tono rojizo realmente bonito pero tampoco me termina de cautivar. Junto a la flor en la parte superior derecha se puede apreciar la marca de un símbolo relacionado con el Apollyon. No hay mucho más pero llegados aquí, cualquier lector conoce el significado de esa marca y del lugar que ocupa.

Al igual que libros anteriores, está narrado en primera persona y con esa sencillez tan característica de Jennifer L. Armentrout nos sumergimos de lleno en una historia que empieza a tornarse demasiado complicada para el futuro de Alex. Su cumpleaños se acerca y significa que va a Despertar. Algunos no están entusiasmados con la idea y por tanto, tratarán de impedirlo. Mientras, otros desean que suceda por todos los medios. Es entonces cuando muchos personajes -no todos- que han ido apareciendo comienzan a tomar partido en la historia mostrando así sus cartas.

Me gustaría aclarar que Deidad en parte es un libro continuista o de transición, si preferís etiquetarlo de algún modo. Porque en sus más de cuatrocientas páginas la información es abundante. Cada vez conoceremos más y más a la protagonista y qué va a suponer para ella afrontar tantos cambios. Al mismo tiempo comprenderemos la historia de los Hematoi y la mitología griega cobrará fuerza. Sin embargo los misterios aún no serán desvelados. Tratándose de una novela juvenil, nadie va a perderse en la trama. La autora lo explica maravillosamente bien haciendo hincapié e incluso rememorando parte de una información pasada que pueda ser importante en un momento dado.

Para intentar no liar a nadie, detallaré brevemente las tres tramas más importantes de toda la saga sin irme de la lengua. La más evidente es el triángulo Alex-Aiden-Seth donde en Deidad gana el terreno dramático y emotivo a esa acción que bien conocemos de libros pasados. Aiden y Seth son como la noche y el día, muy distintos y con propósitos que nada tienen que ver. Alex tendrá sus momentos con ambos y por fin averiguaremos que traman. En Puro fue Aiden quien perdió protagonismo para dejar paso a Seth. Aquí lo recupera y francamente me alegro mucho.

Mientras Alex está dividida entre dos chicos,  no cesan los ataques daimons y aumentan las tensiones políticas en el Consejo tras lo sucedido en el Covenant de Nueva York. Además, una antigua orden ha resurgido cogiendo desprevenidos a puros y mestizos. El mundo de los Hematoi está patas arriba, nadie está seguro y lo que es más preocupante, nadie puede proteger a Alex de los peligros que la amenazan constantemente.

Por si no hubiera suficientes problemas, los dioses entrarán en escena. Uno en particular será clave para el futuro de Alex y llevará gran parte de esta trama y de tramas venideras. Mentiría al decir que me encantó su apariencia física. De hecho no me encajó para nada en la imagen mental que una persona puede hacerse de un dios griego. En mi caso, imaginaba a un ser ante todo clásico. La autora lo modificó a su gustó y lo respeto. En cambio disfruté de su llegada ante el resto de personajes.

Sobre el final no quiero decir absolutamente nada, solo que os dejará con la boca abierta. Desde el inicio se esperaba el gran cambio de Alex y una vez más, la autora logra sorprender. Por supuesto os recomiendo haceros con los libros de toda la saga y tenerlos bien cerca porque al terminar uno vais a desear empezar otro.

Dejando a un lado el argumento, quería hablar de las localizaciones. Creo que hasta ahora no lo sabía hecho y es una parte importante, a mí me lo parece. Me encanta leer a los personajes en movimiento. Es decir, dada la agitada situación, junto a Alex vamos a conocer muchos lugares de Estados Unidos porque debe mantenerse a salvo. Existen otros Covenants, mansiones, cabañas apartadas del mundo. Hay una diversidad necesaria para la progresión en la trama. Me da igual que sea inventado pero es vital porque dejaría de tener sentido si durante siete libros Alex no abandona nunca su residencia.

Después de este batiburrillo donde he intentado no desvelar mucha información pero a la vez también poneros (y ponerme) en situación para el siguiente libro, no quería dejar pasar la oportunidad para alabar a la autora. Bajo mi punto de vista hay pequeños detalles que pueden no cuadrar pero lo esencial está muy bien hilado y el ritmo no decae ni se hace pesado. Los continuos giros de guión no desvían la atención, sino nos mantienen en vilo y por supuesto los finales cada vez más espectaculares.

En resumidas cuentas, por el momento hay muchos cabos sueltos, confío en que nada se quede en el tintero. Sea fantasía o realidad, juvenil o adulto, en estos cuatro primeros libros no he encontrado discordancias. A menudo suelo quejarme de los fallos en tramas o cambios de personalidad que tantísimo me molestan y es un placer poder divertirse sin tener que sufrir modificaciones sin sentido. Por ello, se lleva un 8, ya que sigo esperando un poco más de la saga y de algunos personajes.

2 comentarios:

  1. ¡Holaaa! A mi estos libros me han gustado mucho y estoy deseando poder releerlos de nuevo para poder terminar la saga con el ultimo libro que salio hace poco :) Eso sí me parecio muy copia de Vampire Academy que leí antes que estos jajaaj
    Muy buena reseña!!
    Un beso y nos leemosss <33
    ¡Y FELIZ NAVIDAD!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa!!!
      Siiii, leí en muchas reseñas su parecido a VA. No he leído esa saga así que bueno, menos pegas que pongo jaja
      Besos y Feliz Navidad ^^

      Eliminar