Hate/Love | Personajes inmorales

18/5/17

Muy buenas a todos. Después de este empache de reseñas quería recuperar una sección del blog que a mí personalmente me gusta mucho y que hace demasiado tiempo que no traigo por aquí. Con Hate It / Love It busco debatir sobre un tema en concreto y si se da el caso, intercambiar distintos puntos de vista. Para esta ocasión, he pensado en hablar de los diferentes personajes que nos encontramos, ya estén en libros, películas o series porque suelen ser muy parecidos entre ellos. Voy a tratar de enfocarlos desde un punto de vista más literario ya que mediante la lectura podemos conocer y profundizar muchísimo más en ellos. Pero no quiero debatir de cualquier clase de personaje, sino de aquellos que despiertan en nosotros casi siempre repulsión. O así es como deberían hacernos sentir. O puede que ese sea uno de los problemas de ciertas novelas.

¿A qué me refiero? Inmediatamente se me vienen a la cabeza géneros tan dispares como son el thriller, el young adult/new adult o el erótico. Igual no estáis de acuerdo conmigo pero a menudo me topo con personajes desagradables que tras unas cuantas páginas empiezo a detestar. Y con esto me refiero a asesinos en serie, violadores, pedófilos, terroristas, maltratadores, corruptos, un largo etcétera. Me da igual que sean hombres o mujeres. Eso no importa. La cuestión es que no resulta placentero encontrarse con diversas situaciones cuando estos ejemplares hacen su aparición y a veces es incómodo seguir sus andanzas. Sin embargo, a mí me gusta toda esta diversidad. Si uno elige una novela con el trasfondo de la II Guerra Mundial, inevitablemente encontrará muerte y dolor. No vivimos en los mundos de Yupi. Hay libros muy alegres e inocentes pero si buscamos algo crudo vamos a toparnos con algún espécimen.
 

Bajo mi punto de vista el problema radica en el mal uso del personaje por parte del autor o el poco/nulo conocimiento sobre a quién debe estar dirigida la novela por parte de las editoriales. Aunque en verdad, los lectores somos culpables, nos guste o no. Muchos dicen "no es real lo que cuenta" pero cosas así suceden en el día a día. Asesinos, violadores, maltratadores... todos ellos encabezan las portadas de periódicos y telediarios. Y nosotros sentimos dolor y consternación por lo ocurrido. Sin embargo, en la mesilla de noche de miles de casas se encuentra el último boom literario del mercado que rezuma machismo (por poner un ejemplo más que obvio) en cada página. ¿Esto nos convierte en hipócritas o tenemos la suficiente madurez para analizar las diversas situaciones que leemos? Imagino que algunos sí y otros no. Depende de la edad, depende de la educación que hayamos recibido y por supuesto depende de nuestra capacidad para distinguir lo que está bien y lo que está mal en una novela.

La controversia está presente desde hace unos años y por eso me encantaría conocer vuestras opiniones al respecto. A lo largo de nuestra vida, todos hemos leído historias de amor, directa o indirectamente. También hemos seguido las pistas del asesino más temido por el detective de policía encargado del caso y por supuesto hemos sufrido de lo lindo con las injustas y terribles decisiones que han marcado centenares de novelas. ¿Debemos separar la ficción de la realidad y no darle más importancia? ¿Debemos denunciar este tipo de personajes y demostrar la toxicidad de sus actos? Son amados y odiados por igual pero realmente es preocupante leer que un lector desea tener en su vida a semejante "tip@" por X razones. ¿En vuestro caso cómo actuáis? ¿Os parece bien que se incluyan en la literatura? ¿Os gustan los personajes inmorales? ¡Contadme en los comentarios!

13 comentarios:

  1. ¡Hola cielo!
    Buena entrada de verdad. Yo pienso igual que tú, y varias veces me ha dado por pensar en este tema.
    Sabemos todos la clase de personas y de cosas que hay hoy en día en el mundo y sobre todo de las cosas malas.
    Pienso que no es muy bueno poner un prototipo de personajes para lectores muy jóvenes porque aunque sepan que solo es un libro nos influecia de una manera que no nos damos cuenta, aunque hay personas muy maduras a cierta edad también hay que decirlo pero bueno, las cosas son así. A mí la verdad es que me encanta leer ese tipo de historias con estos personajes proque le dan como juego al libro al fin y al cabo, los estamos odiando mientras leermos pero bueno, es parte del encanto del libro, aunque también se lee cada cosa que... vaya telita.
    Un besazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente de acuerdo Virginia! Depende mucho de la edad y la madurez pero si quieres leer After con 13 años quizá tus padres deban interesarse por el tipo de lectura qué es. Es un cúmulo de cosas muy grandes. Pero son necesarios los personajes "malos", reflejan la realidad.
      Besossss!

      Eliminar
  2. ¡Hola! ^^
    En la mayoría de libros que leo me encuentro con personajes difíciles de tragar y que me gustaría matar, así que si los descarto por ese motivo, al final no leería nada, jaja. Hay personajes que ya son muy típicos en según qué géneros, pero no voy a dejar de leer los libros por ese motivo. No creo que llegue el día en el que desaparezcan este tipo de personajes, porque la literatura es un fiel reflejo de la vida.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada vez son más y más, cierto género ejem se pasa con esta clase de personajes. No digo que esté mal pero ver a las niñas locas por un personaje tóxico es triste y preocupante. Vaya, que tienes razón, la sociedad está como está y repercute en la literatura también.
      Besoss!

      Eliminar
  3. ¡Holaaa! En un libro te puedes encontrar de todo pero hay que diferenciar que el personaje sea así porque es lo que pide la novela o que el autor lo haya escrito así cuando debería tener otra personalidad dentro de la historia y la verdad es que estos segundos son horrorosos y suelen hacer que un libro baje mucho la calidad y es una pena pero estar leyendo algo así cansa a cualquiera...
    Muy buena entrada!!
    Un beso y nos leemos <33

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Excusar ese tipo de personalidad es un error. Como muchos personajes dicen "aprendes a tratarlo". Es horrible la verdad.
      Besossss!

      Eliminar
  4. ¡Hola bonita!
    He de decirte que me encanta tu blog. Diseño, lo que escribes, todo, todo. Me dejaste un comentario en mi blog y hasta hoy no lo había podido ver, pero que sepas que tienes una seguidora aquí ya a muerte, porque me encanta.
    Y hablando de la entrada... A ver, yo es que creo que sin esos personajes no habría ciertas situaciones, ¿sabes? A mí no me gustan, no me gustan esas personas REALES porque no me parecen, por decirlo así, buenas, pero porque son de verdad y son reales es un tema que debe estar en la literatura porque, a veces, es la única manera de concienciar a quienes leen. No sé si me explico, porque... Lo hago fatal, pero eso.
    Claro está que no en todas las novelas debe haber personajes "inmorales", como tú dices. Si está destinado a un público infantil, no vas a meter a un violador, y si es más juvenil, romántico... De todo hay en las viñas del señor.
    En fin, que no me sé explicar, pero es lo que pienso.
    ¡Un besote súper fuerte!

    Patri de Written in the Sand 💖💖

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uooo gracias por tus palabras y por quedarte :)
      Nos leeremos a menudo!
      Si el personaje es cuestión está creado para concienciar perfecto pero todos sabemos que hay novelas cuyos protagonistas beben las aguas de esos malotes de turno que no son malos, son tóxicos. Lo leen niñas de 12, 13 años y claro todo es normal. Hay que aprender a quererlo. No coñe, si el asesino en serie mata y disfruta, uno espera que le cojan y pase su vida entre rejas. El chico malo y tóxico no se merece el amor de nadie. Como ya he dicho arriba, es un cúmulo de cosas, la sociedad, la libertad y el acceso de contenidos a cualquiera...
      Besosss!

      Eliminar
  5. ¡Hola!
    La verdad es que me encanta la entrada, y como lectora incapaz de dejar un libro una vez lo empieza a veces esos personajes se me han hecho imposibles de tragar y han provocado incluso que odie algunas novelas por ellos.

    ¡Un besito ratonil! ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maka!
      Suele pasar, nos cuesta seguir o nos incomoda y al final abandonamos o acabamos odiándolo hasta la última página. Yo odio el mensaje erróneo que transmiten.
      Besosss!

      Eliminar
  6. No me gustan los personajes inmorales o malvados, pero es algo que abunda por desgracia en la vida real... Y me gustan los libros que traten temas reales, de los que podemos encontrar cada día en nuestra vida. Tal vez con los ejemplos de los libros (que muchas veces se basan en historias reales) podamos aprender cómo enfrentarnos en la vida real a personas así...
    ¡Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí Alize, la vida real llevada al papel en muchos casos. El problema es cuando el libro parece querer decirnos lo contrario. Si el chico/hombre en cuestión parece el prototipo de maltratador en un futuro, nada, déjalo correr. No va a cambiar.
      Adoro las historias de superación donde los personajes difíciles afrontan sus problemas y los solucionan. Y los thrillers diseccionan el mundo inmoral de una manera brillante :)
      Besosss!

      Eliminar
  7. ¡Hola! Pues, en lo personal, no creo que el problema sean los personajes en sí. Yo en realidad los encuentro interesantes si la autora-o se toman el tiempo para introducirnos en su mente y darnos una probadita de cómo son las cosas desde su perspectiva. Y es que, un personaje "villano" no es sólo malo y ya, o al menos no debería serlo. Debe tener capas, matices, razones y propósitos como cualquier persona en el mundo real, incluso aunque algunas sean retorcidas. Lo que sí creo es un problema -y grave- es el hecho de que a estas personalidades las idealizamos y romantizamos sus acciones. El primer ejemplo que se me viene a la mente es Edward y Bella de Crepúsculo. Él le dice que ha matado y a ella no le importa porque uff, es tan bueno y protector con ella, pero vamos, ha matado y eso es GRAVÍSIMO, es para que te quedes en shock y salgas huyendo, no para que te den ganas de besarlo.
    En fin, si me preguntan, mis personajes favoritos son los anti-héroes y anti-heroínas. Se me hacen personajes complejísimos, de moral dudosa y que nunca sabes qué harán, además, se me hacen los más humanos. Al menos yo considero que la mayoría de las personas reales nos quedamos en un punto medio entre el héroe y el villano.

    Muy buena entrada, por cierto. Acabo de conocer tu blog y aquí me quedo.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar